Dembélé se quedó a medias

de Stefano Bentivogli
Fuente: Marca
artículo leído 397 veces
Foto

La banda derecha del Barcelona se enfrentó a exámenes importantes contra la Juventus. Ernesto Valverde mantuvo a Nélson Semedo en el lateral derecho después de su buena actuación contra el Espanyol y estrenó a Ousmane Dembélé en una alineación oficial frente a todo un finalista de Champions. El técnico extremeño no se guardó nada, tal y como avisó en la previa: "La competición manda y debo poner a los mejores". Y para él, dos de dos fichajes de este verano merecen dicho apelativo, dos fichajes que cosecharon, eso sí, nota dispar en el compromiso de anoche.

Mientras Semedo daba crédito a las buenas sensaciones que causó en el derbi del pasado sábado y borraba del mapa al rapidísimo Douglas Costa en su zona de influencia, Dembélé sufrió para poder desplegar el fútbol eléctrico que le caracteriza. El joven extremo francés se emparejó con Alex Sandro, al que apenas midió en el mano a mano. El lateral zurdo de la Juve también le frustró la ocasión más clara que tuvo: le estorbó lo suficiente para que no batiera a Buffon tras un error de entrega de De Sciglio en las inmediaciones de la meta italiana.

Dembélé compensó una primera parte regular, con poca participación pese a la implicación de Messi y Suárez, con el arranque de la jugada del 1-0, obra del argentino tras una buena combinación con el uruguayo. Con espacios, al francés se le aclararon las ideas. Y si algo caracteriza a la Juventus es su gusto por el repliegue medio e intensivo, cosa que obliga al rival a combinar en poco terreno, una circunstancia que, por lo menos ayer, no benefició a Ousmane.

Con todo, el resultado adverso que se encontró desde el último minuto de la primera parte obligó al conjunto de Allegri a adelantar líneas en busca de Ter Stegen. Este hecho dio cancha a Dembélé, que disfrutó con campo por delante pero fue un poco torpe a la hora de decidir la mejor opción cerca del área de Buffon.

Messi se dio cuenta de la falta de finura del francés, algo perdonable a estas alturas. Así, en una contra previa al 3-0, el rosarino confió en el galo, que falló la devolución. A la siguiente jugada, el 10 tiró por su cuenta y remató a Buffon. Valverde aguantó hasta el minuto 70 al ex del Dortmund, que se fue aplaudido.


Otras noticias
Miércoles 22 Noviembre
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación.
Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies.

CERRAR