SEZIONI NOTIZIE

Sandro Rosell: “No perdono a la gente que ha hecho llorar a mi madre”

de Stefano Bentivogli
Fuente: Mundo Deportivo
Ver lecturas
Foto

Sandro Rosell, ex presidente del FC Barcelona, presentó en ‘El Món a RAC1’ el libro escrito por él titulado ‘Un fuerte abrazo’ en que recuerda sus 22 meses de prisión preventiva antes de un juicio en que fue absuelto.

Los derechos de autor que genere el libro, editado por Rosa dels Vents en catalán y Plaza&Janés en castellano, se donarán principalmente a la Fundación del Padre Paulino, sacerdote de la cárcel de Soto del Real (Madrid) y se destinarán a contratar abogados para la defensa de presos preventivos sin recursos.

El ex presidente del Barça ha hablado con el periodista Jordi Basté de su experiencia en la cárcel, de su caso en particular, pero también de diferentes aspectos de la actualidad.

La entrevista a Rosell, frase a frase:

Estoy tranquilo, con muchas ganas de saber qué pasó.

Sobre el confinamiento

Durante el confinamiento no he hecho nada. He estado en casa con mi mujer y mis hijas. Decíamos que jamás en la vida estaremos juntos los cuatro tanto tiempo.

Sobre si guarda rencor a alguien

Rencor no es la palabra. Evidentemente nos ha hecho mucho daño, pero me gustaría mucho saber qué pasó. Porqué tomó estas decisiones tan mal tomadas. Rencor no tengo, pero no me gusta la gente que a lo largo de la vida ha hecho llorar a mi madre. Y esto no lo perdono. Lamela es una de ellas.

Sobre su caso y su estancia en prisión

De momento lo que hemos hecho es poner una querella a Lamela que esperamos que se admita a trámite.

Espero que en esto me ayudéis entre todos. Me gustaría que todos sigáis el caso. La presentamos al Supremo hace unos cuatro meses.

El proceso que sufrimos, los trece ‘no’ a las peticiones de libertad presentando argumentos de inocencia. Aquí no hay presunción de inocencia. Es al revés, tu tienes que demostrarla. Qué tiene que ver, alucinas.

El caso de Joan (Besolí) es más bestia que el mío. Yo no tenía su situación. Siempre le decía que era un daño colateral, que lo habían cogido de cabeza de turco. No era culpable de su situación, pero en parte me lo sentía.

Todo lo que nos ha pasado es increíble. Lo de la prisión preventiva es bestial. Pueden pasar casos como el nuestro y piensas: ¿después qué?

Los presos penados están mejor tratados que los preventivos. Tienen menos derechos que el preso penado, no puedes trabajar. Es muy bestia en España, concretamente.

Hay malversación de fondos por parte del Estado. Nuestra investigación habrá costado 2 millones de euros al Estado. Imagínate ahora este dinero para los sanitarios, que estos si los merecen.

Nadie me ha pedido disculpas. No tengo ninguna reacción.