SEZIONI NOTIZIE

Gana la Champions con el Barça y se va al Ippodromo di San Siro

de Stefano Bentivogli
Fuente: Mundo Deportivo
Ver lecturas
Foto

Juan Ramírez vive con el King. Es su preparador físico personal. Cuida cada centímetro de su cuerpo porque sabe que nada es más importante para el chileno que estar físicamente imponente, lo necesita para su fútbol. Con ellos vive también la cocinera chilena que cuida de la dieta de Arturo Vidal y de su nueva compañera, la colombiana Sonia Izaza . Dos amigos del futbolista estaban en su casa cuando se cerró el espacio aéreo por culpa de la pandemia del coronavirus, así que Humberto Álvarez y Esteban Colipe comparten con el King sus pasiones: el baloncesto (tiene canasta en casa) y los caballos. Cada día se preocupa Arturo Vidal de sus caballos. Se conecta vía ‘skype’ con Stud Advidal y se divierte viendo a sus campeones.

En Milan viviría seguro cerca del Ippodromo Snai San Siro. Nada echa de menos más Arturo Vidal que las carreras de caballos, el confinamiento sin fútbol lo ha pasado bien, entrenando en casa, con sus amigos, con sus hijos cerca - viven con su madre en una casa cercana tal como explicaba el diario chileno La Tercera- así que tampoco le ha faltado tanto entrenar. Pero sin las carreras se vive peor, por eso se ponía videos y preguntaba por los nuevos campeones que van a adquirir.

El más importante ejemplar en la vida de Arturo Vidal ha sido ‘Il Campione’, una preciosidad que le hizo ganar títulos y dinero. Lo vendió en USA. Arturo, que se hace llamar King, es eso, un campeón. Por eso quiere ganar la Champions League con el Barça y después marcharse, al Inter, cerca del hipódromo de San Siro, a un fútbol que valora su contundencia y fuerza.

Messi adora a Arturo Vidal . No es sólo que a sus hijos les entusiasme la cresta del chileno, es que además le divierte. Y cuando entra en el campo sabe Leo que el chileno se partirá la cara por él y por el Barça.

En el Inter de Milán planifican la temporada próxima contando con A rturo Vidal, extraño porque en las 15 reuniones que han tenido Barça e Inter desde que empezó el confinamiento - todas a través de Zoom- nunca ha salido el nombre de Arturo Vidal . Nunca. El FC Barcelona no ha puesto en el mercado a Vidal porque lo considera un futbolista importante, aunque acaba contrato en el 2021. El Inter no ha preguntado en esas conversaciones por él porque quiere separar el club ‘nerazzurro’ la negociación de Lautaro Martínez del fichaje de Vidal . Pero mientras, el Internazionale se ha movido con el entorno del chileno para ofrecerle un futuro donde no falte un proyecto competitivo y una vida cerca de su pasión: los caballos.

El Ippodromo Snai San Siro reabrió ayer sus puertas con diez carreras espectaculares pero sin público en las gradas. Volvieron las carreras pero como lo hará el fútbol: sólo para las retransmisiones televisivas y las apuestas que tanto dinero generan. Me llama la atención ‘The Conqueror’ (Premio Oleggio, 22.000 euros). Seguro que Arturo Vidal conoce bien a este campeón.

El King es feliz en Barcelona. Cuando formas parte del grupo de confianza del mejor jugador de todos los tiempos tiene que ser muy fácil tu vida. Siente pasión por el Rodelindo Román, el club de la Tercera División chilena, que ha adquirido no para hacer negocio sino para ayudar a su barrio, a su comunidad. Él ha seguido pagando el sueldo de todos los empleados del club, no se ha acogido a ningún ERTE pese a que el gobierno lo permitiera. Es un tipo racial, Arturo , se mueve por la vida como lo hace en el campo: con pasión.

No han hablado Barça y Inter de Vidal: 15 conversaciones y en ningún momento ha salido el nombre del jugador. Pero el Inter y Conte cuentan con el chileno porque es uno de esos futbolistas que se deja la vida en el campo y que hace el trabajo que otros muchos no quieren hacer. El King, con 33 años, está preparado para ganar la Liga y la Champions. Sí. ¡Ya! Once jornadas de Liga y una edición concentrada de la Champions. Ningún chileno ha conquistado el título europeo. Gana y después ficha por el Inter y ¡a ver correr a sus caballos en San Siro! Quizá al próximo campeón le llame Champions